Pintar rima con pan

Pintar rima con pan

Pintar rima con pan y si no, me lo invento.

Este cauce roto pide manos empolvadas de ese polvo de almidón, para que cubra heridas, tal vez, sin guantes ni cascos azules, para redimir tanta ira de tantos que me está oxidando el lagrimal. Sin el edulcorante de esos azúcares invertidos que parecen serpentinas extraviadas porque ya no tienen fiestas en las que exhibir sus colores pálidos de industrial origen, ni manos tienen ya desde las que dejarse caer en un salto suicida para dibujar en el vacío de aquellas salas de baile y orgía los seseos de sus entretenidas cabriolas multiformes.

Brinco sin brincar porque parece que fue un sueño cuando las articulaciones dibujaban pasos de avanzadilla al encuentro de abrazos en crudo, de besos de carne caliente en labios jugosos, plenos y mejillas texturadas.

Brinco sin brincar porque el sueño se reinventa en pesadilla con las manos ciegas buscando  palpar lo físico que le hacía ser materia, ese tesoro de pobres con escrúpulos silbando melodías rotas por las fibras artificiales de bozales sin correa.

Carmen Selma

No Comments

Post A Comment